Sopa de letras – Nicolás Maduro Moros

Y con la no grata visita a nuestro país de parte de casi todos los mexicanos y con el pretexto de venir a formar parte de la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), hoy analizaremos la firma de una de las persona que ha dañado tanto a su país y en consecuencia la vida de tantos venezolanos,  su presidente Nicolás Maduro Moros…

Hablando de su vida laboral encontramos en su firma que es una persona sumamente mística, acaba por creerse todos sus dichos, es angulosa y grande llena de triángulos por lo que es sumamente violento e invasivo, egocéntrico siempre tiene que sobresalir y ser el mejor de todos.

La angulosidad, velocidad y presión denota a una persona con cierto nivel de neurosis, intolerante ante la crítica, no soporta opiniones contrarias a su dicho considerándolo como un ataque.

En su mundo el considera que siempre ha dado más de lo que recibe, difícilmente reconoce un error.

Una persona soberbia aunque utiliza un caparazón para disimular su intolerancia, neurosis y angustia; un gran manipulador, aprehensivo.

 

No puede estar mucho tiempo en algún lugar es demasiado inquieto, su firma tan ilegible nos dice que evade cuando no quiere responder y lo disfraza perfectamente.

Como lo mencione en uno de mis artículos anteriores coinciden los rasgos de la firma con nuestro Presidente Andrés Manuel López Obrador, ambos pueden trabajar en equipo y son buenos líderes siempre y cuando estén rodeados de personas que ellos creen que están a su servicio y nunca les den una negativa, es decir siempre estar respaldado por todo su equipo tenga o no la razón.

En su firma también denota que gusta de trabajar solo pues debido a su narcisismo no pide ayuda, porque piensa que como el nadie hará las cosas.

Exageradamente ancha le gusta mucho llamar la atención, es muy labioso, y como mencione anteriormente,  por su narcisismo le gusta ser admirado, ser el centro de atención, le gusta que lo vean, muy vanidoso.

Los trazos dicen también de una persona vengativa y rencorosa, sumamente agresiva sin necesidad de provocación, se cree generoso sin serlo, es un buen conversador, aparenta ser de trato amable pero es acaparador solo quiere la atención para él, como mencioné anteriormente es muy narcisista y esto lo induce a ser violento y  visceral.  

Su esencia se mantiene pero el carácter le ha cambiado, brinca y sube constantemente se ha vuelto más nervioso, la letra está más hacia abajo denota que entre más ha pasado el tiempo se ha deprimido y su estado  nervioso lo ha llevado a ser más agresivo, violento e intolerante de lo que siempre había sido.

Dentro de la grafología existen tipos de temperamentos y de acuerdo a su firma es colérico, es decir dominante, sagaz, excesivamente ambicioso y autoritario y se le considera oportunista porque con el fin de llegar a los fines que se ha propuesto usa a las personas a su antojo, es muy astuto y lo aplica con el fin de conseguir lo que busca.

No acepta negativas a sus pedidos y es capaz de enmascarar la verdad si el fin lo amerita, es orgulloso ya que se considera un ser extraordinario destinado a realizar grandes hazañas.

Esto lo hace justificar sus defectos como obstinación, ira, orgullo y terquedad, no tolera que lo contradigan y no cede ni un milímetro de su posición.

En todos los seres humanos siempre tenemos un lado positivo y otro negativo, hablemos un poco de lo positivo, tiene una impresionante agilidad mental, que desgraciadamente no la utiliza para bien, receptivo, es un gran seductor, buen sentido del humor, buen conversador y pide respeto a su espacio cuando se encuentra con su familia.

Por unos días nuestro México fue de dictadores, sin embargo el presidente actual parece ser que estaba seguro que todos estarían de acuerdo, muchos pudimos ver su reacción al darse cuenta que al menos dos Estados, dos Presidentes, no lo estaban, aplaudiendo la gran mayoría su decisión y el hablar claro,  y algo muy importante que sabemos que nunca será uniforme entre los países que se unan y esto es la falta de democracia, a pesar de que el actual Secretario de Relaciones Exteriores dijo que había sido una buena experiencia y que los resultados en general  habían sido “buenos” parece ser que no, pues el que Maduro se  atreviera a retar a los dos Presidentes de Uruguay y Paraguay a hablar sobre democracia en lugar de enojo fue de risa, como si el señor la conociera y peor pudiera debatir de algo que no tiene ni idea…