La Coordinación General de Seguridad Vial puso en marcha la campaña de prevención y concientización “Volante+alcohol= Una mala combinación”, la cual tiene como objetivo disminuir los accidentes causados por conducir con algún grado de ebriedad.

Este fin de semana se detuvieron durante el viernes a 22 conductores en estado de ebriedad, el sábado 16 y el domingo 7, mismos que fueron enviados al Ceresito para que se dé cumplimiento a las sanciones correspondientes.

Asimismo 21 conductores ebrios se vieron involucrados en accidentes, de los cuales 20 fueron hombres y una mujer. Del total 10 fueron consignados ante los daños ocasionados.

Se hace un llamado a la ciudadanía para que no mezcle el volante con el alcohol y evitar accidentes que en ocasiones, no solo deja daños materiales, sino fatalidades.