Noche de Fuego, una película con perspectiva femenina, dirigida por Tatiana Huezo que cuenta la vida de una comunidad pobre de México marcada por el narcotráfico, rompió los esquemas dn la edición 69 del Festival de Cine de San Sebastián Horizontes Latinos, RTVE-Otra Mirada y Cooperación Española, al obtener tres premios.

La película, estrenó recientemente en México y compitió en “Horizontes Latinos” con otras nueve producciones, entre ellas las también mexicanas “La caja”, de Lorenzo Vigas y “Una película de policías”, de Alonso Ruizpalacios.

Huezo se mostró muy emocionada y aseguró: “ha sido una noche demasiado emocionante para mí, estoy muy contenta, muy agradecida; San Sebastián es un trampolín y una ventana enorme también para que más gente vea a película y si qué ha habido mujeres esta noche”.

Subrayó que “ha sido una noche de mujeres y de historias, de formas de contarnos de otra manera, desde nuestra visión” y añadió que “Noche de fuego” es una película en la que intentó alejarse a toda cosa de “cómo nos representan a las mujeres en las películas, en muchos medios audiovisuales, de los clichés y también intenté huir a toda costa de la representación de la violencia explícita”

Recalcó que eso, en México, “nos ha empañado la mirada y nos ha alejado del peso que tiene la dimensión de la tragedia que vivimos con la violencia que hay”.

“Noche de fuego” se estrenó en México el viernes 16 pasado. “Hubo una premier presencial con dos mil 500 personas, fue algo increíble después de año y medio de no tener cine colectivo, de no compartir esa experiencia y la película ha llegado a cien pantallas, lo cual es un milagro para mi”, dijo la cineasta.

Consideró que lo más importante para un director es que su trabajo llegue, se vea y se pueda compartir “y pueda provocar cosas en las tripas y la cabeza, es lo más grande que puede pasar”

Para la cineasta el Festival de Cannes fue una punta de lanza ya que en México la película se estrenó muy fresca ya que lo normal es que las películas lleguen al país un año, año y medio después de haber viajado por festivales, “pero ahora todo ha sido un remolino que sigue aquí, y estoy muy contenta, agradecida”.