Para Sandra Luz Pérez Lara y su hijo Luis Ariel encontrar la imagen de la Virgen de Guadalupe plasmada en una madera de triplay es una obra de Dios y algo divino.

Lo anterior, después que perdieron todo su patrimonio durante la pasada inundación que aconteció la noche del 6 de septiembre y que perduró hasta la madrugada del siguiente día.

“No tengo palabras para describir lo que sentí en ese instante cuando estábamos limpiando el patio de mi casa y descubrimos la imagen de la Morenita del Tepeyac plasmada en la madera y que destellaba un gran reflejo de luz dorado. Realmente fue un milagro”, indicó la entrevistada, vecina de la calle Tres Culturas, número 28, de la colonia 16 de Enero, de esta ciudad.

Aseguró que tras acontecer la inundación que llegó a su domicilio, fue hasta el miércoles 8 de septiembre durante el transcurso del día que llegó junto con sus familiares a su vivienda para limpiar el lodo y agua negra que desbordó el Río Tula en el inmueble.

Al estar limpiando los escombros que habían en el patio descubrieron la imagen de la Virgen de Guadalupe plasmada en una madera de triplay de un metro de largo por 50 centímetros de ancho.

“Este hallazgo me dejó realmente sorprendida y no hay palabras para explicarlo, además que mi familia y yo estábamos en un momento de shock, pues perdimos todo nuestro patrimonio”, indicó Sandra.