El expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, ha sido detenido este jueves en la isla italiana de Cerdeña en cumplimiento de la orden de busca y captura del Tribunal Supremo español, según confirmo el abogado del político, Gonzalo Boye, y fuentes del partido Junts per Catalunya.

Fue detenido por los Carabinieri a su llegada a la isla y está siendo asistido por un abogado italiano, informa la SER. Mañana será puesto a disposición judicial para decidir sobre su puesta en libertad o extradición a España.

Puigdemont llegó a la isla para participar en el evento de folclore catalán Aplec Internacional 2021, que se celebrará desde este viernes hasta el domingo en la localidad de L’Alguer. El expresidente de Cataluña fue acompañado por la actual presidenta del Parlament, Laura Borràs, y la consejera de Acción Exterior y Transparencia de la Generalitat, Victòria Alsina.

El presidente de Cataluña, Pere Aragonés, ha mostrado su malestar por la detención. “Ante la persecución y represión judicial, la más enérgica condena. Se debe detener. La amnistía es el único camino. La autodeterminación, la única solución“, ha dicho en Twitter en apoyo a Puigdemont.

Oriol Junqueras, presidente del partido Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), escribió en su cuenta de Twitter: “Solo hay una fórmula para detener la represión incesante del Estado: amnistía, autodeterminación e independencia. Todo el apoyo, presidente”.

Inés Arrimadas, presidenta de Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía, dijo que “la detención de Carles Puigdemont es una buena noticia para todos los demócratas”.

“Espero que pueda ser trasladado a España y responder por sus acciones. Nadie debe tener impunidad ni estar por encima de la ley”, agregó.