Después de que denunciaron la aparición de un cadáver en instalaciones del Instituto de Fisiología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), las autoridades capitalinas dieron paso a las investigaciones correspondientes.

Se trata del científico Alfredo Torres, cuyo cuerpo fue encontrado en una cámara de hielo seco en los laboratorios del inmueble mencionado. Cabe destacar que el hallazgo lo hizo una compañera, quien declaró que tenía días sin saber de él.

Hasta el momento se desconocen las causas de la muerte; sin embargo, tampoco se encontraron huellas de violencia, lo que ha llevado a sospechar que pudo tratarse de un accidente. En este caso, un descuido pudo haber propiciado que quedara atrapado en el lugar.

Lo despiden con tristeza en la UNAM

El Instituto de Fisiología Celular de la Máxima Casa de Estudios manifestó su pesar a través de sus redes sociales, donde mandó condolencias a sus familiares, colegas y amigos.

“Con enorme tristeza informamos el fallecimiento del Dr. Alfredo Torres Larios, investigador destacado de este Instituto. Nuestro más sentido pésame a sus familia, colegas y amigos. Descanse en paz. Instituto de Fisiología Celular Félix Recillas, Director”.

Por otro lado, la UNAM le solicitó a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ CDMX) que esclarezca el caso y se deslinden responsabilidades. En este caso, no se manifestó que al académico no se le conocían enemigos, pues era una persona que no tenía problemas con nadie.