Durante la última administración de gobierno, el Ayuntamiento de Tlajomulco logró reducir la incidencia delictiva en un 40% aseguró el alcalde Salvador Zamora durante su Tercer Informe de Gobierno, presentado este martes.

Lo anterior, dijo, fue posible gracias al incremento de policías, pasando de 600 en 2019 a 900 hacia el cierre de esta administración, además de aumentar también el parque vehícular de la Comisaría de Tlajomulco con más patrullas y motocicletas.

También, dijo, fue posible gracias al incremento de cámaras de videovigilancia del Centro de Comando, Control, Comunicación y Cómputo (C4) municipal: mientras que en 2018 inició con 564 equipos, actualmente son mil 200 los que lo componen.

El proyecto para la siguiente administración, luego de haber resultado reelegido por la cidadanía, es llegar a mil 750 cámaras para la vigilancia del municipio.

Aunado a ello, recordó que durante esta administración fue construida y puesta en operación la nueva Comisaría de la Policía de Tlajomulco y a un costado continúa con la construcción de la base central de Protección Civil y Bomberos del municipio.

Por otra parte, durante su informe también aseguró que la distribución del agua para Tlajomulco fue una prioridad para su administración.

Por ello, puntualizó, es que construyó la planta potabilizadora El Zapote (cuya segunda etapa, aseguró, comenzará en la siguiente administración), inició la construcción de una más en Real del Valle y se habilitó una en Toluquilla para crear líneas de impulsión, tanques de almacenamiento y redes de distribución de agua potable, “no solamente en el corredor Chapala, sino también en San Sebastián el Grande y Cabecera Municipal”.

Respecto de la problemática que se tiene en Tlajomulco sobre las más de 77 mil viviendas deshabitadas, Zamora recordó que la actual administración innovó para atender este tema con la creación del Instituto para el Mejoramiento del Hábitat (INHAB), además, dijo, se ha logrado la inspección de dos mil viviendas abandonadas y la intervención a 400 casas a través del tapiado en el “Programa de Vivienda Protegida”.