Amazon llevará su tecnología de reconocimiento de la palma de la mano al anfiteatro Red Rocks en Denver y estará disponible en otros lugares en los próximos meses.

La empresa informó que por primera vez la tecnología Amazon One se utilizará fuera de las tiendas de Amazon, donde los compradores pueden pagar los alimentos y los bocadillos deslizando la palma de la mano.

A partir de hoy, los asistentes a conciertos en Red Rocks pueden registrarse para conectar su palma a una cuenta de venta de boletos colocando su mano sobre un dispositivo. Sólo necesitan registrarse una vez y luego pueden usar su palma para participar en otros espectáculos y eventos en el lugar, sin una cuenta de Amazon.

Amazon firmó un acuerdo con la compañía de entretenimiento AEG (que se asocia con más de 350 estadios y teatros del mundo) para llevar la tecnología a Red Rocks a otros sitios de espectáculos.

Los asistentes al concierto podrán llegar a sus asientos sosteniendo el teléfono con una mano frente a un asistente para escanear un código de barras. Uno de los beneficios es que aquellos que quieran escanear sus palmas tendrán un carril separado para ingresar.

Los expertos en privacidad han advertido sobre el uso datos biométricos, como escaneos de la cara o la palma de la mano, por parte de las empresas, debido al riesgo de que sean pirateados y robados.

Al respecto Amazon dijo que mantiene las imágenes de la palma de la mano en una parte segura de su nube y no almacena la información en el dispositivo Amazon One. Los usuarios también pueden solicitar que se elimine su información en cualquier momento, dijo la empresa.