Ulises Ruiz Ortiz, exgobernador de Oaxaca, confirmó que la dirigencia del Partido Revolucionario Institucional (PRI) determinó su expulsión de este instituto político.

El partido informó que, la expulsión de Ruiz Ortiz, se debe a las acusaciones en su contra hechas por la Comisión de la Verdad de Oaxaca en 2016, por su participación en el conflicto político-social que vivió la entidad durante su sexenio, que incluyó actos de represión al magisterio, desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales.

Así como por violaciones al artículo 148 del Código de Justicia Partidaria, que lo señalaba por actos violentos en los conflictos sociales y políticos contra la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) durante 2006 y 2007.

Por su parte, el exgobernador aseguró que su expulsión no tiene ningún fundamento estatutario y está basado en una instrucción superior del presidente del partido, Alejandro Moreno Cárdenas, a quien acusó de seguir una lógica “de los tiempos morenistas de sumisión de las instituciones a los deseos del líder”. 

El exmandatario agregó que continuará señalando los errores de quienes influyen el destino de México, en los partidos o en los gobiernos.