21 de septiembre – Día Internacional de la Paz

 

 

 

 

 

 

 

 

Después de ocurrida la Segunda Guerra Mundial, se creó la Organización de las Naciones Unidas, éste organismo buscaba especialmente que las generaciones futuras no sufrieran los horrores de la guerra. Este Organismo basa su actividad principalmente en promover el respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales sin distinción de idiomas, grupos étnicos o religión, para reducir problemáticas entre los pueblos que puedan redundar en algún conflicto bélico internacional.

Para el ser humano, una condición de bienestar pleno en su entorno social es esencial, debe tener una  sensación de armonía, y estar consciente de que a su alrededor hay paz, refiriéndose a esta, como la situación en la que no existe lucha armada en un país o entre países (1), o de armonía entre las personas, sin enfrentamientos ni conflictos. (2)

La convivencia en paz, se basa en tener la capacidad de escuchar, reconocer y respetar a las personas, además de llevar una vida en forma pacífica acatando las normas que rigen el actuar en sociedad. Es una tarea permanente, en la que los seres humanos deben ser participativos y propositivos para promover el diálogo y lograr un estadio de entendimiento entre ellos.

Uno de los objetivos por los cuales se celebran Tratados, Acuerdos y Convenciones Internacionales, entre países, es fomentar la paz, independientemente del régimen bajo el cual se rija su sistema de gobierno, por lo que, la búsqueda de ésta se promueve y realiza a través de estos instrumentos jurídicos que van encaminados a que haya una estado de armonía permanente en todo el orbe.

Los organismos e instituciones internacionales tienen como propósito realizar las gestiones correspondientes para que las nuevas generaciones no sufran el flagelo de la guerra, la Asamblea General de la Naciones Unidas convoca permanentemente a todos los Estados Miembros a que sigan promoviendo la reconciliación entre los pueblos para contribuir a una paz duradera buscando el desarrollo sostenible, trabajando con todos los sectores de la sociedad (comunidades, líderes políticos y de opinión), a través de mecanismos de conciliación, y difusión entre otros, con la finalidad de que se coexista de manera ordenada y respetuosa entre las personas.

La Asamblea General  de la Naciones Unidas, promueve el concepto de que la paz no solo es la ausencia de conflictos, sino también un proceso participativo, positivo y dinámico donde se fomenta el diálogo y los problemas se resuelven en una atmósfera de mutuo entendimiento y cooperación.

Una de las acciones que ha desarrollado la ONU se refiere a la resolución que emitió el 6 de octubre de 1999, relativa a la Declaración y Programa de Acción sobre una Cultura de Paz, que constituye un mandato universal para la comunidad internacional, en particular para el Sistema de las Naciones Unidas, en lo que se refiere a la promoción de una cultura de paz y no violencia que beneficie a la humanidad, principalmente a las generaciones futuras.

Es importante que para entender el concepto de paz, este no solo se refiere a la ausencia de conflictos bélicos o de otra índole, se debe enriquecer con acciones que establezcan un modelo integral, participativo, proactivo y dinámico donde debe privilegiarse la unión de los pueblos para vivir en armonía con sus semejantes, en una atmósfera de mutuo entendimiento y cooperación

 

 

Miguel Ángel Cruz Muciño

Abogado egresado de la Universidad Anáhuac,

Especialista en Derechos Humanos y Derecho Legislativo.