Lucy, una perrita de la raza border collie, cuya actividad favorita es pasar tiempo en la playa junto a su familia y jugar con su pelota de tenis, disfrutaba de una tarde de diversión cuando un travieso pulpo que robó su preciada pelota.

Mientras se encontraban a la orilla de la playa, cerca de su casa en Sudáfrica, Lucy y su pelota de tenis favorita al parecer atrajeron la atención de un pulpo bastante curioso. El octópodo decidió acercarse, atraído por un objeto en particular; Lucy no imaginaba para nada lo que sucedería después.

Riette Creighton, la madre de Lucy, comentó que «Se acercaba la marea alta, y de repente este pulpo nadó en las aguas poco profundas», pero al tener tan cerca de ella al pulpo, y en medio de su sorpresa, Lucy dejó caer al agua su pelota de tenis, y de inmediato el pulpo estiró una de sus extremidades y la tomó para él. Ahora la pelota de tenis había sido robada, y Lucy entre su sorpresa solo pudo ver cómo ocurría todo.

«De repente vimos “al pulpo” agarrando la pelota. ¡Creo que mi reacción fue la misma que la de Lucy! Nunca había experimentado algo así. ¡Este era el siguiente nivel!».

Todos observaban sorprendidos cómo parecía que el pulpo se divertía con la pelota de tenis tanto como lo suele hacer Lucy. Y por supuesto no tenía la menor intención de regresarla a su dueña en lo absoluto.

Así que tras un corto tiempo de jugar con la pelota cerca de la orilla del agua, el pulpo finalmente se marchó con su nuevo juguete a casa, para tristeza de Lucy.

Riette estaba atónita, y cuando llegó a casa decidió compartir su experiencia, así que realizó una publicación en Facebook narrando todo lo sucedido. Las reacciones de las personas no se hicieron esperar y rápidamente su historia se viralizó en internet.