Prestadores de servicios turísticos de Valle de Bravo han tenido que emigrar a redes sociales para continuar ofreciendo sus productos.

Pues desde que la pandemia del Covid-19 marcó la dinámica social de la nueva normalidad, han tenido que explorar nuevas estrategias para continuar con su actividad económica y turística.

Sí nos pegó fuerte (la pandemia), pero no podíamos dejar de vender, de ofrecer nuestros recorridos, del turismo, nosotros nos mantenemos de ésto y es lo que nos permite llevar comida a la casa“, reconoció Lázaro Gutiérrez, prestador de servicios acuáticos del Pueblo Mágico.

Restauranteros, hoteleros y prestadores de servicios turísticos de recreación, quienes ofrecen recorridos en lancha, kayak, vela, cuatrimotos, raizer o vuelo en parapente, tuvieron que emigrar a las redes sociales para continuar con la oferta de los productos que comercializan en este municipio turístico.

Sí, algo sé de que tenemos nuestro face en el internet, ahí suben lo mismo que uno ofrece acá a los turistas, los recorridos, el precio, solo que acá podemos ofrecerles descuentos para convencerlos“, explicó Lázaro Gutierrez.

Empleando mayor dinero en la publicidad digital de redes sociales, pues reconocieron que es un nuevo mercado a raíz de la pandemia en el Pueblo Mágico.

Ahora nosotros le pusimos más dinero a la publicidad, y más en redes sociales, pues la gente que viene a Valle nos busca a través de internet. A ellos les interesa dónde comer, qué hacer, dónde dormir, y si no le metemos dinero, no nos van a ver“, externó Elezar Rodríguez, prestador de servicios gastronómicos.

Incluso, han echado mano de productos audiovisuales como comerciales para que sea más atractivo el producto y la experiencia que ofrecen.

Lo que se pensaba antes que era un gasto extra, lo de la publicidad, ahora es un gasto fijo, que debes de contemplarlo en tus cuentas porque te está atrayendo clientes“, dijo Fernando Malanco, restaurantero de Valle de Bravo.

En el sector restaurantero, otra estrategia para seguir vendiendo y evitar el cierre de sus establecimientos es emigrar a las plataformas digitales de reparto de comida como Vinder, Rappi o Uber Eats, ya que los visitantes prefieren comer al interior de sus lugares de hospedaje que salir a algún establecimiento.

De igual forma, entre prestadores de servicios turísticos han optado por recomendarse unos con otros, ofreciendo diferentes productos y experiencia con el único objetivo de incentivar la economía local.

Aquí siempre lo hemos hecho, además de ofrecer nuestros paseos en lancha, también nos preguntan por restaurantes o por hoteles, que se les antojó esto, o que dónde les recomendamos dormir“.

Siempre hemos trabajo por comisión con restauranteros, si les llevamos un buen grupo de personas nos dan algo para el refresco, poquito, pero es una forma de que ellos vendan y nosotros ganemos algo por recomendarlos“, explicó Lázaro Gutiérrez.

Éstas son algunas de las estrategias que los prestadores de servicios turísticos han empleado en Valle de Bravo para ayudar a incentivar a la economía local que se ha visto mermada por la pandemia del Covid-19.