El Gobierno del estado australiano de Nueva Gales del Sur difundió recientemente una serie de leyes en las que se afirma que niños de apenas 3 años deben ser preguntados sobre qué pronombre prefieren.

Los documentos han sido publicado por la Oficina del Protector de los Niños de dicho estado, aseguran que va destinado a “empoderar” a los niños y a fomentar su “participación” para que expresen su opinión acerca de los asuntos que les afectan.

Según el texto, “muchos niños y jóvenes no se identifican como cisgénero o heterosexuales”, por lo que resulta importante crear un “entorno inclusivo”.

En la sección dedicada a los niños de entre 3 y 8 años, los autores especifican que uno de los pasos hacia el entorno inclusivo sería el uso de su pronombre preferido.

“No dé por sentado la identidad de género de un niño. Pregúntele sobre sus pronombres preferidos y utilícelos con respeto”, reza el texto.