El día de hoy se cierra el término para el registro de candidatos para contender por la presidencia de CONCAMIN bajo el modelo actual de elección que se pretende seguir imponiendo en la Confederación, con la lógica de “así se ha hecho siempre”.

También concluye el plazo que estableció la Secretaría de Economía para que se revise y
modifiquen dichos estatutos, tal cual detalló con precisión y fundamentación jurídica en oficio notificado el día 18 de agosto del presente año.

En dicho oficio dirigido al titular de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos, se previene y exhorta la revisión de estatutos por considerarlos violatorios a diversas disposiciones de la Ley de Cámaras Empresariales y sus Confederaciones, so pena de ser susceptibles de sanciones. Establece que sean aprobados en una Asamblea Extraordinaria por todos los integrantes de las cámaras industriales que integramos CONCAMIN.

El mismo documento del Ejecutivo Federal subraya la necesidad de establecer procedimientos para la elección del Presidente de CONCAMIN bajo los lineamientos de democracia, participación y libre de criterios discrecionales respecto a los requisitos en los que se llevará a cabo la elección.
Esto quiere decir, como en todo sistema democrático, elecciones transparentes, libres y secretas.

Al día de hoy que se agota el plazo, el dirigente de CONCAMIN, se ha negado a siquiera a hacer del conocimiento de los afiliados la prevención jurídica, ya ni diga a realizar las modificaciones mandatadas por Secretaría de Economía y en rebeldía ha respondido mediáticamente su negativa a acatar la ley y se empeña en llevar un proceso cerrado y manipulado.

El procedimiento actual de elección, está diseñado para perpetuar el control de la
Presidencia en unos cuantos, lo cual no es únicamente violatorio de ley, sino que lleva
irremediablemente a la división interna.

Ante ello, hemos decidido no validar en los términos actuales nuestro registro a la candidatura a la Presidencia que, dicho sea de paso, iban a negar, toda vez que desconocemos las decisiones del Comité de Elección, que son violatorias de la Ley de Cámaras Empresariales y sus Confederaciones y su Reglamento.

Esto de ninguna manera quiere decir que renunciamos a la Candidatura por la Presidencia
de CONCAMIN.

Quiero decirles que nos mantendremos en la contienda esperando a la realización de la
Asamblea Anual Ordinaria y al Consejo Directivo, y desde luego, a la modificación y
adecuaciones pertinentes que garanticen un proceso transparente y alejado de toda
sospecha.

Y en donde de acuerdo con la ley, se lleve a cabo la elección del Presidente de CONCAMIN, por parte de los consejeros de cada una de las cámaras que la integran, justamente en el Consejo Directivo el mismo día de la Asamblea Anual Ordinaria, con los candidatos que cumplan con los requisitos impuestos por la misma, los cuales, tenemos plena certeza de cumplir.

De igual manera estamos analizando los recursos legales que interpondremos para que la
Asamblea se lleve a cabo de acuerdo con la ley.

Los empresarios debemos dar el ejemplo del México que todos queremos. Es momento de
unirnos en torno a los valores que representamos y no pretender confundir para mantener
un control sectario de la Confederación.

Las presiones y engaños contra quienes piensan diferente sólo muestran lo que representan quienes los realizan. No se puede subestimar lo que representamos quienes integramos a esta gran Confederación.

Las elecciones de CONCAMIN deben ser ejemplo de un voto ágil, libre, secreto y confiable. Qué todas las cámaras ejerzan sus derechos a plenitud y participen de manera unida en propósitos comunes.

Así de simple y claro. Esto no se trata de una u otra corriente o candidatura. Se trata de ser incluyentes y respetar los derechos que por ley tenemos los representantes de los afiliados para fortalecer a CONCAMIN en un momento decisivo en la historia, en el que México necesita organismos empresariales sólidos y constructivos que sean ejemplo de democracia interna.

Hacemos un respetuoso llamado a todos los organismos agremiados a sumarse para cambiar las cosas. HAGAMOS DE CONCAMIN UNA CONFEDERACIÓN DE UNIDAD Y ENCUENTRO PARA TODAS LAS CÁMARAS. Un espacio de gestión efectiva donde se privilegie la inclusión y el diálogo franco.