Steve Jobs hacia una presentación sobre ICloud, la nube de Apple, toda una innovación en ese entonces, era junio de 2011, dos meses después Tim Cook seria el que llevaría la batuta de Apple de manera definitiva, cuatro meses después Steve fallecería de un raro cáncer pancreático. Jobs y su iCloud, hasta el día de hoy revoluciono al negocio de los servicios, este ultimo a registrado en nueve meses ingresos de 50 mil millones de dólares.

A su regreso a Apple, Steve Jobs revolucionó el mundo de la tecnología de consumo y otras industrias, con la música fue el iPod. Comunicación con el iPhone e incluso tuvo un impacto aun mayor, ya que mostró el enorme mercado que existe para una minicomputadora del tamaño de un teléfono celular, Steve cambió a la sociedad de manera profunda e irreversible y dio origen al negocio de las aplicaciones, proporciono fuerza a las redes sociales y el comercio electrónico.

Por su parte con Tim Cook, Apple ha prosperado todavía más, con una creciente de ingresos, pasaron de 27 mil millones de dólares trimestrales en 2011 a 86 mil 900 millones de dólares en su último trimestre.

Si hablamos de valor de capitalización de mercado, Apple se septuplicó, al pasar de 350 mil millones de dólares a mediados de 2011 a 2 billones 500 mil millones de dólares al día de ayer.

Viéndolo desde una perspectiva financiera, la gestión de Tim Cook es impecable, los inversionistas no podrían estar más felices, desde que Cook tomó el control de Apple se han dado 37 repartos de dividendo por acción, lo que no ocurría con Jobs, quien su visión era diferente.

Otro de los aciertos de Tim Cook desde un punto de vista de negocio, es haber logrado  convertir a China en su segundo mayor mercado, después de Estados Unidos. Apple es la única gran empresa de tecnología estadunidense que opera en China, lo cual debido a los problemas de los últimos dos años, tiene un mérito doble.

El gran éxito de Apple en China trae consigo sus daños colaterales en su reputación, pues la empresa de la manzana se ha visto obligada por leyes de China a permitir que el gobierno de Xi Jinping acceda los datos de sus usuarios chinos, lo cual debilita la credibilidad de la empresa en temas como el registro de fotografías en iCloud para prevenir la pornografía infantil.

La única sombra que persigue a Tim Cook ha sido el poco éxito en mantener el ritmo de innovación, lo único nuevo que ha presentado la compañía bajo su liderazgo es el Apple Watch.

Aunque el día de hoy Apple es un muro solido financieramente enorme y líder en varias categorías, aun requiere innovar o, poco a poco, terminará perdiendo relevancia, como le ocurrió a Blackberry o a Nokia, si nos ponemos a recabar la sudcoreana Samsung la ha superado desde hace algunos años, lo mismo que Huawei, esta última antes de la ofensiva estadunidense en su contra, lo que, al mismo tiempo, deja a Apple en una posición vulnerable en caso de que China quiera aplicar un ojo por ojo.

Eso sin contar su negocio de aplicaciones, la cual tiene los días contados, luego de que Corea del Sur determinó que tanto Apple como Google deben abrir sus plataformas de aplicaciones a nuevos sistemas de pago, lo que transformará ese lucrativo negocio reduciendo las comisiones. Otros países no tardaran en adoptar algo similar al sudcoreano.

Han sido diez años en los que Tim Cook ha demostrado ser un ejecutivo muy exitoso, pero requiere pensar diferente para los siguientes diez años porque sus diferenciadores se están erosionando a gran velocidad.