Daños materiales con saldo blanco dejó el paso del huracán Grace por Quintana Roo y Yucatán. Sin embargo, en Veracruz el paso del fenómeno meteorológico provocó la muerte de ocho personas, entre ellas una familia. Tres personas más murieron en Puebla derivado de las torrenciales lluvias.

En Xalapa, Veracruz, unas 416 casas resultaron con daños. El sábado, en la colonia Brisas del Río Sedeño, se desgajó un cerro provocando un alud que prácticamente sepultó una casa, donde murieron Dora Isabel, de 29 años, y cinco de sus seis hijos; sobrevivió el esposo y un menor.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz, en coordinación con el Ejército, la Marina y Guardia Nacional, rescataron los cuerpos de la familia.

Asimismo, los elementos rescataron el cuerpo de una menor de edad en la colonia 21 de marzo también en Xalapa. En tanto, una persona murió en Poza Rica debido al desprendimiento de un alero que le cayó encima.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo lamentar estas muertes: “mi pésame a los familiares de niños y adultos que fallecieron por el huracán en Xalapa y otros lugares de Veracruz. No están solos. Cuentan con Cuitláhuac (García) y todos nosotros”, escribió en su cuenta de Twitter.

En Veracruz, Grace dejó sin luz eléctrica a 500,000 usuarios, y hasta ayer se había restablecido sólo el 38% del servicio, de acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Se declaró emergencia en 22 municipio de la entidad.

Por otra parte, en el municipio de Huauchinango, Puebla, los fuertes vientos de Grace provocaron la caída de un árbol donde se encontraba el señor Hermilo “N”, de 42 años, quien falleció al instante.

Mientras que ayer por la mañana, José Antonio Ramírez, coordinador de Protección Civil de Puebla indicó que se registró la muerte de dos personas en el municipio de Tlaola, después de que su vivienda quedara sepultada por un deslave de tierra.