Este lunes Vicente Fernández cumplió 24 días en terapia intensiva, tras ser hospitalizado ante una caída que sufrió en su rancho Los Tres Potrillos, ubicado en Jalisco.

El equipo médico que atiende a El Charro de Huentitán informó esta tarde que se le tuvo que colocar una sonda de alimentación al intérprete de Hermoso Cariño, pues presenta dificultades para deglutir por sí mismo.

“Se mantiene estable, el viernes por la noche derivado de secuelas de su enfermedad, fue necesaria la colocación de sonda de alimentación especial, una gastrostomía, sin ninguna complicación, sin eventualidades; se realiza alimentación por esa vía, para dar confort y quitar la sonda que mantenía por la nariz”, detalló el médico Luis Alberto Gómez en el reporte de cada lunes.

El especialista detalló que Don Chente se mantiene despierto y que constantemente le realizan estímulos por parte de su familia y del personal médico a los que el responde asintiendo o con la mirada. En cuanto a la capacidad pulmonar de Vicente Fernández, el médico detalló que se ha logrado un modo donde mantiene respiración constante él solo y tiene más ventilaciones espontáneas por lo que se está considerando colocarle sólo oxígeno en la traqueostomía.