El primer caso de la variante Lambda del COVID-19 ya está en México, específicamente en Colima, según lo informado por la Secretaría de Salud y Bienestar Social de ese estado.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) indicó que no hay evidencia sobre un comportamiento agresivo de Lambda. Aunado a esto, la OMS coincide en que no hay indicios de que pueda volverse dominante.

“Hasta el momento, no existe evidencia que permita inferir un comportamiento más agresivo o severo, aunque es posible que tenga una capacidad de transmisión aumentada”, dijo Sylvian Aldighieri, gerente de incidentes de la OPS, .

En cuanto a su presencia, la OMS indica que Lambda ha sido detectada en 40 países o regiones, mientras que Delta ha sido registrada en 132 naciones.

Pese a que en la actualidad se sigue estudiando con detenimiento, algunos estudios reportan que Lambda comparte algunas mutaciones con otras variantes del SARS-CoV-2 que la hacen más transmisible en comparación con la cepa original, pero menos que Delta.