A partir del próximo lunes, con el regreso a clases presenciales, millones de alumnos, docentes y padres de familia volverán a recorrer distancias de hasta dos horas para llegar a las escuelas y centros de trabajo, “lo que elevará el riesgo de posibles contagios”, advirtieron directores y docentes.

Tan sólo en la Ciudad de México, advirtió Pedro Hernández Morales, dirigente del magisterio disidente en la capital del país, son más de 1.2 millones de alumnos de prescolar, primaria y secundaria que asisten a poco más de 4 mil planteles.

“Esto generará traslados, en muchos casos en transporte público, y la movilidad de muchas personas, lo que implica riesgos, porque quizá en casa no están expuestos al virus, pero en el transporte sí, lo que puede generar una escalada de contagios al interior de las escuelas”, explicó.

La Encuesta Origen-Destino en Hogares de la Zona Metropolitana del Valle de México (EOD) 2017, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), revela que al día (lunes a viernes) se realizan 34.5 millones de viajes de población de 6 años y más en la capital del país y su zona conurbada. De ellos, sólo 11.5 millones de viajes se realiza caminando exclusivamente y en 15.5 millones de viajes se usa el transporte público.

Por destino, la EOD destaca que de los más de 4 millones de viajes diarios que se realizan exclusivamente para ir a la escuela, 1.4 por ciento son trayectos de más de 2 horas; 10.9 por ciento, de entre una y dos horas; 18.7 por ciento, de 31 minutos a una hora; 29 por ciento, de 16 a 30 minutos, y 40 por ciento son viajes de hasta 15 minutos.

El sondeo destaca que únicamente 42.4 por ciento de las personas se traslada a la escuela caminando, 30.7 por ciento usa el autobús o colectivo, 12.6 por ciento se traslada en automóvil, 8.8 por ciento en Metro, 4 por ciento en taxi, 2.7 por ciento en Metrobús, 3.2 en transporte escolar, 1.3 por ciento en bicicleta y 0.7 por ciento en motocicleta.