Mick Schumacher al dar el salto a la F1 este año con Haas tras ganar el año pasado el título de Fórmula 2 está siguiendo los pasos de su padre, Michael Schumacher que fue siete veces campeón del mundo.

El miércoles pasado se cumplió el 30° aniversario del famoso debut de Schumacher en la F1 en Spa, reemplazando de última hora a Bertrand Gachot en Jordan.

Schumacher clasificó séptimo y llegó a rodar quinto en la primera vuelta antes de verse obligado a retirarse por un problema mecánico, pero su actuación fue suficiente para que Benetton lo contratara en la siguiente carrera que sería en Italia, así marcó el inicio de su famosa historia en la F1.

Para celebrar los 30 años de ese momento, Schumacher Jr. ha optado por correr este fin de semana con el mismo diseño de casco que utilizó su padre en su debut.

El diseño presenta los colores de la bandera alemana y el nombre “M. Schumacher” en el lateral, así como las estrellas blancas sobre fondo azul en la parte superior del casco.

 

Schumacher dijo el jueves que Spa era un circuito especial para él por sus vínculos con su padre, pero también por sus propios éxitos en la pista en categorías inferiores.

“Debido a la historia de mi padre, pero también he tenido algunas buenas carreras aquí”, dijo Schumacher. “(Anoté) mi primera pole position y mi primera victoria en 2018 aquí con la F3, que luego se convirtió en una racha de múltiples victorias, así que definitivamente sí, es una pista que disfruto mucho”.

“Me gusta volver aquí. Está cerca de casa. Vienen muchos aficionados y gente que me apoya desde hace muchos años, así que es un gran lugar”.

Schumacher no es el único piloto que corre con un casco especial este fin de semana.

Yuki Tsunoda, de AlphaTauri, correrá con un diseño en homenaje al fallecido Anthoine Hubert, que incorpora el logotipo de su estrella, mientras que Max Verstappen tiene su tradicional casco naranja para una cita que considera como una carrera de local para él por su cercanía con los Países Bajos.