Ante la ola de crímenes que azotan al Estado de México, vecinos en el municipio de Nezahualcóyotl han decidido poner manos a la obra y hacer algo al respecto. Un grupo de comerciantes en la demarcación, decidió unirse al programa Vigilante Voluntario, a través del cual esperan ser una fuerza de cambio positivo para el municipio.

“Como comerciantes hemos sido víctimas de asaltos en el transporte, igual nos ha tocado la mala fortuna de recibir asaltos, entonces para poder ayudar un poco a todo esto decidimos participar y ha dado resultados”, manifestó Samuel Medina, miembro de Vigilante Voluntario.

“El programa VI-VO se enfoca dar pláticas vecinales para la prevención del delito, incluso se entregan trípticos para la prevención tanto en el transporte público, cajeros automáticos, etcétera. En diferentes puntos todavía podemos ser vulnerables”, destacó Medina.

“Queremos participar en el programa para la prevención del delito por todo lo que se ve en las calles los asaltos al transporte público y queríamos ser los ojos de la misma policía y por eso quisimos formar ese grupo para encaminarnos una mayor seguridad”, Finalizó.

Por último, cabe destacar que tan sólo en el municipio de Nezahualcóyotl, existen 65 grupos de VI-VO, que logrado resultados positivos en cuanto a términos de seguridad se trata.