Son muchas las personas intolerantes a la lactosa que aún no están conscientes del daño que les hace en su estómago. El cuerpo no digiere de forma correcta el azúcar que contiene la leche y da como resultado consecuencias como diarrea, gases e hinchazón, los cuales se producen en automático después de consumir algún producto a base de lácteos.

La mayoría de las personas intolerantes a la lactosa es derivado a la falta de una enzima que se fabrica en el intestino delgado llamada lactasa.

¿Cómo se detecta la intolerancia a la lactosa?

Los principales síntomas de una persona intolerante a la lactosa son:

  • Diarrea
  • Náuseas y, a veces, vómitos
  • Cólicos estomacales
  • Hinchazón
  • Gases

Por lo regular los síntomas pueden aparecer entre 30 minutos y 2 horas después de consumir o beber algún alimentos que contenga lactosa.