A partir del 20 de agosto en el Estado de México inició el periodo de un año para la creación de unidades de control animal, las cuales tienen carácter de obligatorias. Esto tras ser aprobadas las reformas que sancionan el maltrato animal e impulsan la creación de una unidad en cada municipio.

El objetivo de estas unidades es el de llevar el control de animales callejeros, en especial, perros y gatos, además, y deberán encargarse de generar campañas de esterilización para el público en general y esterilizar mínimo al 10% de los animales callejeros al año.

Las penas en contra del maltrato animal son de 6 meses a 4 años para quien realice actos eróticos, cometa cualquier lesión o abuso sexual contra un animal de cualquier especie.

Cabe mencionar que dichas penas aumentan hasta los 3 a 6 años para quien cause la muerte no inmediata de cualquier animal que no constituya una plaga en la entidad e incluso serán de 9 años si estos actos son realizados por un servidor público.