El Tesla Cybertruck no sólo traerá consigo una imagen arrolladora y, según dice la marca, unos volúmenes de ventas notablemente elevados para un vehículo de estas características, sino que será el modelo que estrene orgulloso un nuevo hardware con el que llevar la conducción autónoma hasta el siguiente nivel.

Su lanzamiento está programado para el próximo año 2022, cuando se realizarían las primeras entregas del nuevo eléctrico de Tesla, el cual ha sufrido algunos retrasos en su producción debido a diversas puestas a punto necesarias. Entre otras muchas cosas, una de las novedades de este coche será un nuevo sistema para ejercer la conducción autónoma, protagonizado por un nuevo ordenador interno, así como un conjunto de cámaras con mejor resolución con las que conseguir un plano más detallado de qué pasa más allá de la carrocería.

Hace años, concretamente en 2016, Tesla aseguró que todos sus vehículos equiparían el hardware necesario para que, con una simple actualización vía software, pudiesen disfrutar del sistema de piloto automático.

Lo que está claro es que el bueno de Elon Musk quizá no contaba con que la tecnología avanza a pasos agigantados y lo que un año puede resultar ser un hito tecnológico, al poco tiempo puede quedar desfasado por una tecnología mucho mejor y más avanzada.

Queda claro que una instalación del año 2017 será menos capaz que una de 2022, por lo que la mencionada actualización de software no podrá ser la misma de un modelo a otro, ni tampoco sus capacidades, algo que sí prometían desde la marca californiana.

Con respecto a esto, el primer ordenador que montaban los modelos eléctricos de Tesla estaba firmado por Nvidia. Con este, Tesla pretendía impulsar la movilidad autónoma, pero resultó no tener la potencia necesaria, por ello se llevaron a cabo dos actualizaciones de hardware para finalmente desechar esta arquitectura y apoyarse en una versión llamada FSD Computer que funciona junto a un microchip diseñado específicamente por Tesla. Como prometieron que sus modelos gozarían de la tecnología necesaria para llevar a cabo el Autopilot, desde Tesla ofrecieron a sus clientes la posibilidad de actualizar sus vehículos al nuevo paquete denominado Full Self-Driving.

Según parece, la finalidad de Tesla es aumentar la brecha existente entre la seguridad con la que puede conducir un humano y lo que puede proporcionar una máquina como el coche autónomo.