Durante en mandato del ex-presidente Donald Trump, los casos de racismo y discriminación en Estados Unidos se dispararon a niveles insostenibles, sin embargo con la salida del magnate del poder, se esperaba que los casos de discriminación bajaran considerablemente.

Esta vez, el protagonista fue el vicegobernador de Texas, Dan Patrick, el encargado de dar a conocer al mundo lo equivocado que estaba sobre el fin del racismo en Estados Unidos. Esto, tras realizar una polémica declaración en la que culpó a los afroamericanos por los aumentos de casos positivos, hospitalizaciones y muertes por Covid-19, de las cuales también afirmó que no se encuentran vacunadas.

Aún no terminaban de emitir sus declaraciones, cuando estas ya eran virales en las redes sociales. Además cabe destacar que sus afirmaciones no se encuentran sustentadas bajo datos oficiales, pues según las estadísticas del Departamento de Servicios de Salud de Texas sólo el 15% de los casos de Covid-19 en el estado, son de personas afroamericanas de los cuales también representan el 10% del total de los fallecidos.

“El grupo más numeroso en la mayoría de los estados corresponde a los afroestadounidenses que no se han vacunado”, manifestó Patrick.