Rescatistas de Tulsa, Oklahoma E.U, acudió a un reporte de “un cuerpo” en el río de Arkansas.

Una vez estando cerca de la supuesta víctima, quien vestía un pantalón y yacía en una parte poco profunda del río, el equipo se llevó la sorpresa de que el hombre en realidad estaba vivo y solo dormía una siesta mientras se refrescaba por el calor del verano.

Las autoridades recomendaron a los residentes mantenerse a salvo y encontrar “formas alternativas de refres

carse”.