El Hay Festival, es un encuentro literario y de artes fue fundado hace 33 años en el pueblo galés de Hay-on-Wye, definido por el expresidente estadunidense Bill Clinton como el “Woodstock de la mente”, se ha fortalecido durante los últimos 17 años en el mundo hispano.

Se ha robustecido el intercambio de los escritores en el territorio español, a través de sus festivales y de iniciativas como Bogotá 39; también hemos creado apuntes de doble vía entre estos países y el mundo anglosajón”, afirma Cristina Fuentes La Roche.

La directora internacional del Hay Festival comenta que “los festivales de Colombia, México y España están muy consolidados y hemos sumado la experiencia digital”.

Reconocido con el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2020, el Hay tiene además presencia en Segovia (España), Cartagena, Jericó y Medellín (Colombia), Arequipa (Perú) y México (Querétaro), entre otros países.

En México ha cambiado tres veces de ciudad, desde que se realizó por primera vez en Zacatecas en 2010; después, se desarrolló en Xalapa (Veracruz) de 2011 a 2014, en la Ciudad de México en 2015 y en Querétaro de 2016 a la fecha, donde se llevará a cabo del 1 al 5 de septiembre próximos, por primera vez en formato híbrido.

Estos años nos hemos concentrado en el mundo hispano. Tenemos planes de ampliar el trabajo internacional y estamos esperando a salir de la pandemia para hacerlo efectivo”, agrega.

La promotora cultural admite que la renuncia, a principios de este mes, de su director fundador Peter Florence, debido a una denuncia de acoso laboral en su contra, ha significado un parteaguas para esta iniciativa cuyo lema es Imagina el mundo.

Es un momento muy triste y difícil; pero el gran trabajo en equipo de tantos años hace que el Hay Festival esté en buena forma, con dinámicas de trabajo muy interesantes y sólidas a nivel internacional.

Peter llevaba de baja laboral desde septiembre del año pasado; y, desde entonces, hemos tenido festivales en todas las sedes. Por supuesto, tenemos un reto por delante; pero, por otro lado, un proyecto muy sólido y con mucho potencial. Seguiremos adelante con la antorcha y agradecidos a Peter por habernos traído hasta donde estamos”, añade.

La gestora vislumbra cambios en esta nueva etapa. “El desarrollo y la sostenibilidad internacional seguirá siendo una prioridad; y la idea es ampliar el consejo directivo para que refleje esta ambición.

Otra prioridad será fortalecer la propuesta híbrida. Los festivales digitales han sido muy exitosos a la hora de llegar a nuevas audiencias; esta parte ha llegado para quedarse y complementar, y a su vez abre una puerta muy interesante y global”, indica.

La gestora destaca que la experiencia de llevar el encuentro al formato digital, obligado por la pandemia en 2020, fue interesante y exitosa. “Tuvimos la suerte que los socios confiaran en nuestro propósito de hacer los festivales digitales; los escritores y pensadores se animaron y el público se unió no sólo a ver los eventos, sino a participar, a conversar en el chat habilitado y haciendo cientos de preguntas a los autores.

En todos los festivales hispanos logramos una audiencia de casi dos millones de personas y muchas de ellas quieren seguir teniendo acceso a charlas. Hemos formalizado el uso de nuestro Hay Player (archivo de más de 8 mil charlas en video o audio) y hemos aprendido que el formato digital puede coexistir en el futuro”, asegura.

Finalmente, dice que están en proceso de reestructurar y ampliar el consejo directivo de la organización y ampliar sus objetivos. “Yo continuaré liderando los festivales internacionales y apoyando en mayor medida al de Gales. Será un reto interesante del que saldremos fortalecidos”.