En la conferencia mañanera de este lunes, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que hoy México ya es una potencia económica, la declaración del presidente fue respaldada bajo el argumento un argumento en el que se especificó que el país funciona bajo económico aplicado en su administración basado en la austeridad y el combate a la corrupción.

Así mismo, el mandatario nacional manifestó las siguientes palabra sobre este tema.

“México es ya una potencia económica, sobre todo porque se procura la distribución del ingreso, ¿de qué sirve tener mucho dinero en pocas manos? Nosotros queremos crecimiento con bienestar, una mejor distribución de la riqueza, no que unos cuantos sean inmensamente ricos mientras millones se empobrece, eso ya no sucede en nuestro país”.

“Hay recuperación económica, se están recuperando los empleos, no tenemos inflación desbordada aun cuando se están liberando muchos fondos en Estados Unidos, hay mucho circulante por qué están estimulando mucho el consumo y eso tiene un efecto en nuestro país, de todas maneras no se ha incrementado tanto la inflación, y vamos a seguir cuidando que no aumente”.

“En cuanto al comportamiento del peso, se ha apreciado, no ha habido devaluación, esto no sucedía desde hace 50 años hasta ahora que estamos en el gobierno, no pasaba desde los años 70 que no haya devaluación del peso, y la gente que es lo más importante está recibiendo apoyos como nunca, entonces sí funciona nuestro modelo”.

”Es sencillo demostrable, cuando llegamos al gobierno, el último año de gobierno del presidente Enrique Peña la Oficina de Presidencia ejerció 3 mil 600 millones de pesos y este año la Oficina de Presidencia está ejerciendo 600 millones, 3 mil millones menos y no sea demeritado la Oficina de Presidencia”.

Por último, el presidente compartió las siguientes palabras sobre los proyectos a los que se les está dando mayor impulso en la nación. “El Sembrando Vida, para seguir financiando con presupuesto, sin deuda el Tren Maya, el proyecto del Istmo, terminar el aeropuerto Felipe Ángeles, terminar la refinería de Dos Boca, pagar la refinería de Texas que se adquirió, terminar la planta coquizadora de Tula, terminar las presas que quedaron inconclusas”.