Laura Bozzo pidió no ir a la cárcel, argumenta ser adulta mayor y temer por su vida

Tras el escándalo en el que se vio envuelta la conductora de televisión Laura Bozzo por el presunto delito fiscal mismo por el cual tendría que pisar la cárcel, la peruana con nacionalidad mexicana solicitó a un juez que detenga todo.

Bozzo debía entrar por su propio pie al reclusorio de Santiaguito, en Almoloya de Juárez, pues se le acusa del delito fiscal que se conoce como depositaria infiel, que se castiga hasta con 9 años de prisión.

La conductora de Laura en América, vendió un inmueble que estaba embargado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), que garantizaba el pago de un adeudo de 13 millones de pesos; y como no logró acreditar su domicilio ante las autoridades fiscales, se consideró que hay riesgo de duda, por lo que se le dictó prisión preventiva.

Sin embargo, solicitó a un juez federal suspender la orden judicial de encarcelarla, alegando que es una adulta mayor, que padece enfisema pulmonar y temer por su vida.

La demanda dice: “Se solicita la suspensión del acto reclamado para el efecto de que las cosas se mantengan en el estado en el que se encuentran, esto es que la quejosa Laura Cecilia Bozzo siga gozando de su libertad y no se le ejecute la medida cautelar de prisión preventiva justificada”.

“Lo anterior debido a que justamente se teme por la vida de la hoy quejosa al encontrarse gravemente enferma de enfisema pulmonar y tener 70 años, tal y como se acreditó al juez responsable. En ese sentido, en caso de que se le ejecute la medida cautelar de prisión preventiva o la orden de aprehensión para tales efectos, se pondría en grave riesgo su salud, pudiendo incluso perder la vida, lo cual afectaría sus derechos de forma irreparable”.

Manifestó tener una constancia médica que recomienda no permanecer tiempos prolongados en altitudes levadas y preferentemente vivir a nivel del mar. Laura pidió que le impusieran arraigo domiciliario y un brazalete electrónico, con la finalidad de evitar la cárcel.