El gobernador electo de Baja California Sur, Víctor Manuel Castro Cosío, señaló que, el tema del agua se deberá investigar a fondo, ya que no es un asunto político ni electoral, sino un asunto de fondo, por lo que resolverlo será un tema prioritario en su gestión.

La escases de agua potable es una de las principales afectaciones que se presentan en la entidad, es por ello que, Castro Cosío, mencionó que, se analizará de qué forma los acuíferos de Baja California Sur puedan ser fuente de vida para todas y todos, no solamente saqueo que le beneficie a unos cuantos, por lo cual analizará a fondo el tema.

puntó que, es de suma importancia que la federación asuma como una responsabilidad compartida las grandes obras que se realicen para dotar del vital líquido a las familias Sudcalifornianas.

“Lo más importante es que todas estas grandes obras sobre todo las presas, las asuma como una responsabilidad compartida la federación, yo creo que el presidente nos puede ayudar”.

Reiteró que, la construcción de una planta desaladora para el municipio de La Paz se realizará sólo sí no hay otra alternativa, “no es que sea la primera fuente, sin embargo puede ser la primera fuente si no hay pronto una recarga del acuífero de La Paz, el cual está sobre cargado y yo creo que sobre explotado, en un equilibrio muy endeble nos pueda poner en crisis el abasto de agua a La Paz, por eso hay que ir previendo para que tengamos esas alternativas”.