Adrian Rodríguez, presidente de la Unión de Gaseros y Enrique Medrano encabezaron un grupo de distribuidores de gas LP. Este grupo se manifestó la tarde del 11 de Agosto en la zona centro de la Ciudad de México. Su demanda es que se llegue a un acuerdo con autoridades de Gobierno federal sobre los nuevos topes al precio del combustible.

Los gaseros detallaron que con estas medidas se han reducido sus ganancias al mínimo, como consecuencia, han tenido que parar operaciones y realizar recorte de trabajadores así como no hacer las reparaciones pertinentes en sus unidades.

El grupo de gaseros, fueron interceptados en el cruce de las calles 5 de mayo y Palma norte, por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana capitalino. Cinco dirigentes de la Unión de Gaseros permanecen en el interior de Palacio Nacional en negociación con las autoridades.