Ahora, el expresidente José Luis Vargas le fue asignado el desarrollo del proyecto de la impugnación de la gubernatura de Nuevo León.

En una reunión privada el pleno de la Sala sorteó este martes las impugnaciones de las gubernaturas de Nuevo León, San Luis Potosí, Chihuahua, Querétaro.

La impugnación relativa a la gubernatura neolonesa se asignó a Vargas quien en los últimos días ha estado bajo el ojo público por las discusiones al interior del Tribunal por malos manejos y en medio de acusaciones de enriquecimiento ilícito que ya se estudian en la Unidad de Inteligencia Financiera.

Recordemos que las denuncias ante la autoridad electoral que recaen sobre Samuel García, tiene que ver con el financiamiento de su campaña y denuncias interpuestas por casi todos sus oponentes en campaña.

En el caso de Querétaro, se designó al magistrado presidente Felipe Fuentes ; la relativa a la gubernatura de Chihuahua se asignó a la magistrada Mónica Aralí Soto, mientras que la relacionada con San Luis Potosí correspondió al magistrado Felipe de la Mata.