En Essex, Inglaterra, una joven quedó paralizada tras beber el trago que le ofreció un hombre en el bar, durante la celebración de su cumpleaños.

Fue el pasado 31 de julio que la joven, de nombre Millie Taplin, celebraba su cumpleaños número 18 en un bar, cuando un conocido de su grupo de amigos le dio a probar un trago, presuntamente vodka.

“Es absolutamente horrible. Parecía poseída. La estaba mirando y pensé, ‘qué diablos le dieron’, porque nunca había visto algo así”, dijo Claire Taplin, madre de la víctima.

Según explica Millie, que fue a los cinco minutos después del trago, que empezó a vomitar y a sentir que sus piernas y manos se paralizaban.  Tampoco podía hablar.

Asustados, sus amigos llamaron a sus familiares y les contaron acerca del trago. Estos llegaron al bar y condujeron a la joven hasta emergencias.

Posteriormente, su madre comentó que su hija estaba paralizada y sus manos parecían garras. “Lo que me destruyó fue que ella sabía todo lo que estaba pasando, pero estaba congelada”

Claire, compartió fotos del momento en que su hija quedó congelada.

Además, la mujer también publicó un video de su hija en un estado impactante, con el fin de alertar a otros jóvenes sobre el peligro de aceptar tragos abiertos.

“Por favor, sean cuidadosos cuando salgan. Mi hija fue muy afortunada porque sus amigos actuaron correctamente”

Millie, estuvo hospitalizada algunas horas, pero ya fue dado de alta y ahora se encuentra recuperándose

Entre tanto, la Policía de Essex abrió una investigación en donde participan los dueños del lugar a fin de comprobar la preparación del trago.

“Por muy perturbador que sea, si esto salva a una niña, sólo a una, entonces valdrá la pena compartirlo” afirmó la madre de Millie.