Los habitantes colgaron banderas y moños blancos en las puertas de sus viviendas este miércoles, luego de que el lunes pasado, indígenas de 86 comunidades y de 18 barrios irrumpieran en viviendas de los supuestos criminales que asolan a la población y tomaran la presidencia municipal.

El grupo El Machete, Párrocos de la diócesis de San Cristóbal de las Casas, así como pastores de iglesias evangélicas y 20 personas, representantes de las 86 comunidades, acordaron permitir el patrullaje nuevamente del Ejército Mexicano y de la Guardia Nacional en la cabecera municipal y en sus comunidades.

El grupo inconformes, se reunió con los representantes de las fuerzas armadas en las instalaciones de una escuela primaria, donde se encuentran destacamentados…. Ahí el Ejercito mexicano se comprometió a resguardar a los pobladores, incluso realizará labor social y buscarán que instituciones de salud apliquen vacunas contra el covid-19.

Asimismo, uno de los voceros de El Machete, aclaró que la lucha no es entre indígenas y ladinos, sino contra los sicarios.