El aumento de casos positivos por Covid-19 han incrementado, pero un sector muy importante donde esta enfermedad ha repuntado es la población infantil, tan solo en México la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA) dictaminó que los casos de niñas, niños y adolescentes con resultado positivo de SARS-CoV-2 pasaron de 84 a 57,490, del 12 de abril de 2020 al 25 de julio de 2021. De los cuales 595 han fallecido, lo cual coloca a la nación dentro de los países con mayores casos de defunción en este rango de edad.

En el periodo de abril al 18 de julio de 2021 se confirmaron 8 mil 271 casos nuevos, en niños. Por grupos de edad, los casos positivos de SARS-CoV-2 de la cuarta semana de julio, han aumentado:

– 2.0% en el grupo de 0 a 5 años

– 2.4% en el grupo de 6 a 11 años

– 2.5% en el grupo de 12 a 17 años, con respecto a la semana anterior.

Las cifras mundiales arrojan que la variante Delta es entre un 40% y un 60% más transmisible que la cepa Alpha y que la población que se ve más afectada son los menores de edad.

Hay pocos estudios sobre esta variante; sin embargo, donde hay más información es en el Reino Unido donde se han manifestado casos en las escuelas.

Los virus a lo largo del tiempo van cambiando constantemente por medio de las mutaciones. Una variante tiene una o más mutaciones que la hacen diferente de la original. A lo largo del tiempo, el virus del Sars Cov 2 ha tenido diferentes variantes, entre ellas la Delta que se considera de preocupación ya que, se considera más contagiosa, con mayor probabilidad de tener más complicaciones que llevarán a la hospitalización o incluso a la muerte.

Es importante conocer los síntomas que presenta y qué la hace diferente a la cepa original para no confundirlo con gripa, los más comunes que ha dictaminado la CDC son:

-Fiebre (100.4 °F o más de temperatura)

-Dolor de garganta

-Aparición reciente de tos incontrolable que provoca dificultad para respirar (en el caso de los niños con alergia crónica/tos asmática, vea si se produjeron cambios en la tos que suele tener)

-Diarrea, vómitos o dolores estomacales

-Aparición reciente de dolor de cabeza intenso, en especial con fiebre

Los síntomas de una infección Delta también pueden diferir de los síntomas típicos de Covid-19 y facilitan que las personas propaguen el virus sin saberlo; se parecen más a un resfriado común que incluye dolor de cabeza, secreción nasal y dolor de garganta.

Si un menor muestra alguno de estos signos de advertencia de emergencia, se debe asistir de inmediato a que reciba atención médica de emergencia de inmediato:

-Dificultad para respirar

-Dolor o presión en el pecho que no desaparece

-Confusión

-Incapacidad de despertar o mantenerse despierto cuando no está cansado

-Piel, labios o lechos de uñas pálidos, grises o azulados, según el tono de la piel

Por otro lado, se sabe que los bebés de menos de 1 año de edad podrían ser más propensos a enfermarse gravemente a causa del COVID-19. Otros niños, independientemente de su edad, con las siguientes afecciones también podrían tener mayor riesgo de enfermarse gravemente en comparación con otros niños: Asma o enfermedades pulmonares crónicas, diabetes, afecciones genéticas, neurológicas o metabólicas, enfermedad de células falciformes, enfermedades cardiacas desde el nacimiento,inmunodepresión (sistema inmunitario debilitado debido a ciertas afecciones o por tomar medicamentos que debilitan el sistema inmunitario), complejidades médicas (niños con varias afecciones crónicas que afectan muchas partes del cuerpo y que dependen de la tecnología y asistencia de envergadura para su vida diaria) y obesidad.

La OMS recomienda enseñarles a los niños a cuidarse para evitar contagios de la siguiente manera:

  • Mantener las manos limpias. Lávate las manos con frecuencia con agua y jabón por lo menos por 20 segundos o usa un desinfectante para manos con base de alcohol que contenga al menos 60 por ciento de alcohol.
  • Practicar distanciamiento físico. Asegúrate de que tu hijo y todos los integrantes de tu hogar eviten el contacto cercano (menos de 6 pies o 2 metros) con cualquier persona que no viva en tu hogar.
  • Limpiar y desinfectar la casa.
  • Ponerse mascarilla de tela. El CDC recomienda el uso de mascarillas en espacios públicos cerrados y al aire libre donde haya un riesgo elevado de contagiarse con la COVID-19, como en un evento multitudinario.

Los CDC recomiendan que todas las personas de 12 años de edad o más se vacunen contra el COVID-19 para protegerse y ayudar a proteger contra el COVID-19.

La vacunación a una proporción grande de la población es una herramienta fundamental para detener la pandemia. Las personas que están totalmente vacunadas pueden reanudar actividades que solían hacer antes de la pandemia.

Los niños de 12 años de edad o más puede recibir la vacuna contra el COVID-12 de Pfizer-BioNTech, según la CDC. Ya que considera que los beneficios de la vacunación en niños y adolescentes supera los riesgos conocidos de miocarditis o pericarditis que se han reportado en adolescentes y adultos jóvenes, después de la vacunación.

Estados Unidos está vacunando a niños de entre 12 y 15 años. En México, la vacuna Pfizer-BioNTech fue aprobada el 24 de junio por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), para su aplicación a partir de los 12 años.

Es la primera vacuna contra Covid-19 autorizada para “niños” en México, pero aún no comienza su aplicación en este sector.