Derivado de los meses de junio y los primeros 15 días de julio, este municipio ha registrado la caída de 237.9 litros de agua pluvial en un metro cuadrado, los cuales se han vertido de manera directa a la presa Miguel Alemán; sin embargo, esto no ha sido suficiente para la recuperación de un nivel optimo.

Según la Comisión Nacional del Agua (Conagua) hasta el 1 de julio el lugar estaba al 45.85% su capacidad de almacenamiento total equivalente a 180.812 millones de metros cúbicos de agua pero, en su última actualización, fechada el 15 de julio, la capacidad de la presa se redujo al 43.16%, conteniendo 170.227 millones de metros cúbicos de agua.

Ante esta situación queda demostrado que las primeras lluvias de la temporada pluvial no han sido suficientes para mantener siquiera el nivel registrado al inicio de junio.

En cuento a la recolección pluvial se refiere, la dependencia detalló que en junio se registraron 18 días de lluvias ligeras y un día de lluvia fuerte, con las cuales se acumularon 183.9 litros de agua por metro cuadrado, siendo el 13 de junio el día más prospero al registrar 25 litros por metro cuadrado.

Contrario a esto, durante Julio sólo se ha reportado la caída de agua en nueve días equivalente a 54 litros por metro cuadrado siendo el 8 de julio el día de mayor intensidad al registrar 13.7 litros de agua por metro cuadrado; sin embargo, en promedio la captación oscila los 20 litros lo cual no es suficiente para recuperar los niveles óptimos.

De esta manera, las lluvias no han impactado de manera significativa al nivel de la presa de Valle de Bravo la cual, además de distribuir agua potable a la capital del país y el valle de México, también es el principal atractivo turístico de este Pueblo Mágico.