Una batalla épica, con el peor final, Max Verstappen sufrió un fuerte accidente en la primera vuelta de Silverstone mientras luchaba con Lewis Hamilton por la primera posición.

Hamilton se encontraba por detrás, intentó adelantarlo por el interior y tocó su rueda trasera derecha. Una rueda que salió disparada. Verstappen se fue contra el muro y el inglés pudo continuar, aunque perdió la primera posición en favor del Ferrari de Charles Leclerc.

El neerlandés, líder del mundial, se retiró en ambulancia tras varios minutos en los que los médicos le atendieron, aunque por su propio pie. La mejor noticia.

Christian Horner, jefe de Red Bull, se quejó a dirección de carrera por radio: “Toda la culpa debería ser de Hamilton, nunca se debió poner en esa posición”.

Hamilton, por su parte, echó la culpa a Max. “Yo estaba por delante. Le di espacio. Puso en riesgo mi vida”, dijo por radio a su equipo. Dirección de carrera decidió sancionar con diez segundos a Lewis Hamilton a pesar de sus quejas.