Para nadie es un secreto que las campañas de vacunación a nivel internacional han creado una nueva segmentación en la ciudadanía, más tomando en cuenta que existe un sector importante de la población que se ha pronunciado en contra de la aplicación de estas, las razones que se han dado ante este descontento son muchas. Sin embargo diversos gobiernos están analizando diversas medidas para fomentar la vacunación entre el público.

Por otra parte, al no haber respuesta, el gobierno de Francia ha realizado un anuncio en el que se establecerán medidas más estrictas para el sector de la población que decida no vacunarse, este es sólo uno de los muchos casos en el que la renuencia a vacunarse puede generar diversas problemáticas entorno a la salud pública de un país, ya que es posible observar una situación muy similar en Estados Unidos, esto gracias a que la variante Delta se ha vuelto la dominante dentro de los contagios en ese país, así mismo ahora son los grupos más jóvenes quienes se ven más vulnerables ante estas variantes.

De igual forma, y regresando al tema de Francia, esta vez la población ha salido a las calles para manifestar su inconformidad ante la presente situación, cabe destacar que las movilizaciones se realizaron bajo medidas sanitarias deficientes y en medio de incendios, destrozos contra la propiedad pública y privada.

Finalmente, ante estos eventos las autoridades francesas se han movilizado para disolver las revueltas, y replegar a la población a sus hogares, pues con la tercera ola de Covid, y una población rebelde, el gobierno dictaminó que los ciudadanos que no accedan a recibir la dosis inmunizante, perderán el derecho a salir de sus casas y acceder a los espacios públicos por representar un riesgo para la salud pública de la nación europea.