La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) planea advertir que la vacuna contra el virus SARS-CoV-2 de Johnson & Johnson puede aumentar el riesgo de una rara afección neurológica conocida como síndrome de Guillain-Barré.

La dependencia informó que identificó 100 casos de este raro trastorno neurológico tras la aplicación de 12.5 millones de dosis. De ellos, 95 fueron graves y requirieron hospitalización e incluso se reporta una muerte por el síndrome.

Dicho padecimiento provoca que el sistema inmunológico ataque a los nervios. Los informes preliminares son mayoritariamente de hombres, muchos de los cuales tenían 50 años o más, y representan una pequeña porción de los 12.8 millones de personas que se han vacunado con dicho biológico en Estados Unidos.

De acuerdo con la publicación que cita a fuentes familiarizadas con el caso, este sería otro revés para la vacuna de J&J, que ha sido dejada de lado en Estados Unidos debido a problemas de fabricación y una pausa temporal por seguridad a principios de este año.

“Aunque los reguladores han descubierto que las posibilidades de desarrollar la enfermedad son bajas, parecen ser de tres a cinco veces más altas entre los receptores de la vacuna Johnson & Johnson que entre la población general de Estados Unidos, según personas familiarizadas con la decisión”, cita el diario estadounidense.