• Las nuevas células descubiertas se encuentran en las plantas, las cuales abren las puertas para diseñar estrategias que frenen el envejecimiento celular desde los campos de la medicina hasta la cosmética.

El trabajo de investigación fue liderado por la bióloga del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en el Centro de Investigación en Agrigenómica (CRAG), Anna I. Caño Delgado, y la física de la Universidad de Barcelona (UB) Marta Ibañes, según han informado el lunes mediante un comunicado en conjunto.

Luego de 15 años el estudio reveló que las proteínas Bravo y Wox5 son “claves para la supervivencia” de las plantas en el modelo ‘Arabidopsis thaliana’, que es observado ante factores como el frío, el calor extremo y las inundaciones.

Cabe señalar que las proteínas “se necesitan mutuamente” para desempeñar esta función en el centro quiescente, debido a que juegan un papel en el control de la división de células madre en la raíz de las plantas, según la investigación.

Las responsables del hallazgo han destacado que entender los mecanismos celulares que regulan estos procesos “es clave” para obtener cultivos más resilientes, especialmente en la situación actual con climas cada vez más extremos.

De igual forma se puede emplear para el diseño de estrategias en medicina y cosmética para frenar el envejecimiento celular, así como promover la regeneración de tejidos dañados.