A simple vista todo funciona bien en los trenes más nuevos que tiene el Metro, en la Línea 1: el aire acondicionado trabaja, también el sistema de voceo que anuncia la próxima estación. Tienen pantallas e incluso reproducen música. La distribución de los pasajeros es más eficiente. Pero hay un problema que la mayoría de los usuarios pasa por alto, o bien se acostumbraron a él, y es el frenado brusco de los nuevos convoyes, algo que no ocurre en los viejos trenes.

De hecho, el frenado brusco es una de las dos mil 366 fallas que han presentado los trenes nuevos de la Línea 1 del Metro entre marzo de 2019 -cuando se pusieron en servicio las primeras tres unidades- y marzo de este año, de acuerdo con un reporte de “matriz de mantenimiento correctivo de trenes NM16 de Línea 1 del Metro”, al que Forbes México tuvo acceso mediante una solicitud de información en el sistema de transparencia de la Ciudad de México.

El Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo confirmó esta y otras fallas más en los trenes nuevos. “El frenado en la mayoría de las estaciones presenta inconfort (brusquedad), lo que puede derivar en lesiones del usuario y reducción de la vida útil de los elementos del tren”, se lee en un reporte remitido a este medio el pasado 6 de julio.

En un recorrido por la Línea 1 del Metro se comprobó que efectivamente el frenado es brusco en los trenes NM16, a diferencia de los antiguos. Por ejemplo, el tren con motrices M678-M679, arranca de manera suave y su avance es uniforme, casi sin ruidos ni movimientos abruptos, sin embargo, al llegar a la estación el frenado provoca una sacudida, que los usuarios ignoran. Por el contrario, el frenado de los trenes viejos, como el de motrices M0548-M0549, es menos forzado.

Durante el recorrido Forbes México identificó tres de los nueve trenes nuevos en operación: el de motrices M0672-M0673, conocido como Quetzalcóatl, que fue puesto en marcha por la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, el 19 de marzo de 2019; el de motrices M678-M679, puesto en servicio el 23 de abril de 2019 y el M684-M685, incorporado a la Línea 1 el 19 de septiembre de 2019, días después del 50 aniversario de la línea rosa del Metro.

Puesta en servicio de trenes NM16

Número de tren/ Motrices/ Fecha

  • 1/ M672-M673/ 16 de marzo de 2019
  • 2/ M674-M675/ 16 de marzo de 2019
  • 3/ M676-M677/ 28 de marzo de 2019
  • 4/ M678-M679/ 23 de abril de 2019
  • 5/ M680-M681/ 15 de mayo de 2019
  • 6/ M682-M683/ 28 de mayo de 2019
  • 7/ M684-M685/ 19 de septiembre de 2019
  • 8/ M686-M687/ 5 de octubre de 2019
  • 9/ M688-M689/ 22 de octubre de 2019
  • 10/ Pendiente de entrega

El informe el sindicato enlista otras “anomalías técnicas y de funcionamiento”: fallas y bloqueos en el sistema de puertas, fallas sin causa aparente en el equipo que vigila el funcionamiento de los frenos y la suspensión de cada carro, lo que obliga a los conductores a avanzar en modo degradado, que es un tipo de marcha que se adopta cuando se presenta un incidente. El sistema de videovigilancia también presenta fallas.