Un oso grizzly atacó y mató a una ciclista que estaba acampando en Ovando, una pequeña ciudad del oeste de Montana, EE.UU. El suceso se produjo la madrugada de este martes mientras la mujer dormía en una tienda de campaña.

La víctima de 65 años, identificada como Leah Davis Lokan, residente de California, se encontraba haciendo un viaje largo en bicicleta, junto a su hermana y un amigo, quienes dormían en una tienda cercana cuando ocurrió el ataque.

Al parecer, el oso inicialmente se acercó al áreay despertó a los campistas obligándoles a sacar la comida de sus tiendas antes de volver a dormir.

Aproximadamente a las 3:30 a.m. el oso regresó y sacó a Davis de su carpa. Los sonidos del ataque despertaron a las otras dos personas que estaban en el campamento, salieron de la tienda y rociaron al animal con spray para osos. Desde entonces no se lo ha visto nuevamente.

“Básicamente, el oso regresó al campamento. Se metió al campamento en un par de ocasiones diferentes”, dijo el alguacil del condado de Powell, Gavin Roselles.

Al parecer, en algún momento durante la noche, el oso también se metió en un gallinero de la ciudad, matando y comiendo a varios pollos. Montana Fish, Wildlife and Parks (FWP), una agencia gubernamental en la rama ejecutiva del estado de Montana con la responsabilidad de proteger la vida silvestre, señaló que, antes del ataque, una cámara de video en un negocio local capturó imágenes del animal, que parecía ser un oso grizzly.

Los expertos en osos de FWP creen que se trata deun macho de aproximadamente 181 kilos, en base al análisis de sus huellas y las descripciones de su comportamiento. Adicionalmente, el ADN recolectado en el lugar del ataque será usado para identificar al oso y atraparlo en una de las cinco trampas que se han instalado.