El planeta se calienta y nada de lo que hagamos parece detenerlo. La Organización de Naciones Unidas acaba de reconocer una nueva temperatura récord para la Antártida: 18,3 grados Celsius realizada el año pasado. La temperatura se alcanzó en la estación de investigación Esperanza de Argentina en la Península Antártica el 6 de febrero de 2020.

“La verificación de este récord de temperatura máxima es importante porque nos ayuda a construir una imagen del tiempo y el clima en una de las últimas fronteras de la Tierra”, dijo Petteri Taalas, secretario general de la Organización Meteorológica Mundial de la ONU.

“La Península Antártica se encuentra entre las regiones del planeta que se calientan más rápido, casi 3° C en los últimos 50 años”, afirmó Taalas. “Este nuevo récord de temperatura es consecuente con el cambio climático que estamos observando”, añadió.

La OMM rechazó una lectura de temperatura aún más alta de 20,75° C, informada el 9 de febrero del año pasado en una estación brasileña de monitoreo automatizado de permafrost en la cercana isla Seymour, justo al lado de la península que se extiende al norte hacia América del Sur.

Récord previo

El récord verificado anteriormente para el continente antártico y las islas circundantes, era de 17,5° C registrado en Esperanza el 24 de marzo de 2015. En el caso de la región antártica más amplia, en todas partes al sur de los 60 grados de latitud, su récord es de 19,8° C, tomado en la isla Signy el 30 de enero de 1982.

El comité de la OMM examinó la situación meteorológica en la península y descubrió que un gran sistema de alta presión creaba vientos de pendiente descendente, produciendo un calentamiento local significativo de la superficie.

Las evaluaciones pasadas demostraron que tales condiciones son propicias para producir temperaturas récord. Los expertos observaron las configuraciones instrumentales y los datos, sin encontrar preocupaciones en Esperanza.

No obstante, un escudo de radiación improvisado en la estación brasileña en la isla Seymour provocó un error de sesgo térmico demostrable para el sensor de temperatura del aire del monitor de permafrost, haciendo que su lectura no fuera elegible para ser aprobada como una observación meteorológica oficial de la OMM.

Cambio climático

La temperatura media anual de la Antártida oscila entre menos 10° C en la costa y -60° C en las partes más altas del interior. “Incluso más que el Ártico, la Antártida está pobremente cubierta en términos de observaciones y pronósticos meteorológicos y climáticos continuos y sostenidos”, afirmó Talaas.

Esto es preocupante porque ambos juegan un papel importante tanto en impulsar los patrones climáticos y oceánicos, como en el aumento del nivel del mar.

a temperatura media de la superficie de la Tierra ha aumentado 1° C desde el siglo XIX, lo suficiente para aumentar la intensidad de las sequías, las olas de calor y los ciclones tropicales. Pero el aire sobre la Antártida se ha calentado más del doble.

Investigaciones recientes han demostrado que un calentamiento de 2° C podría impulsar el derretimiento de las capas de hielo sobre Groenlandia y la Antártida occidental, con suficiente agua congelada para elevar los océanos 13 metros, más allá de un punto sin retorno. Se requieren medidas urgentes.