• En la demanda se acusa a Google por usar su posición dominante para limitar de manera injusta la competencia con Google Play Store.

El día jueves una coalición de 37 fiscales generales en Estados Unidos presentó una demanda contra Google en California por supuesta conducta monopolística en relación con su tienda de aplicaciones Google Play Store.

“El monopolio de Google es una amenaza para el mercado. Google Play no es justo. Google debe ser fiscalizada por dañar a pequeñas empresas y consumidores. Debe dejar de usar su poder monopolístico y posición de mercado hiperdominante para captar miles de millones de dólares de pymes, competidores y consumidores por encima de lo que deberían pagar”, declaró el fiscal general de Utah, Sean Reyes.

La denuncia señala que en un inicio Android se vendió como un sistema “abierto”, provocando que los fabricantes lo usaran y no compitieran con Google Play en ese momento. Pero según los demandantes, una vez que Google tuvo una “masa crítica” de usuarios, empezó a cerrar el ecosistema Android.

Por su parte Google en su blog corporativo, rechazó las acusaciones, afirmando que la demanda “ignora” las opciones que se dan a desarrolladores y usuarios tanto en el sistema operativo como en la tienda de aplicaciones.