Un autobús lleno de policías estatales fue atacado por un comando armado en el municipio de Nuevo Laredo, Tamaulipas.

De acuerdo con Excélsior el ataque se dio con armas de alto poder.

En el sitio se desató una balacera en la zona sur de la ciudad mientras sus habitantes fueron sorprendidos en plena luz y actividad del día.

Según el reporte de la policía el ataque se dio cuando el autobús circulaba por la carretera Nuevo Laredo-Monterrey cuando eran escoltados por otras patrullas de la misma corporación.

Los agentes que viajaban en el camión se dirigían a Ciudad Victoria debido a que mensualmente reciben sus días de descanso y al ir a la altura de la calle Cerro de las Campanas de la colonia Bosques Sur, un grupo de hombres armados comenzaron a dispararles.

Los agentes que los custodiaban repelieron la agresión, solicitando apoyo para ir en su búsqueda sin embargo se vieron afectados debido a que una patrulla fue dañada del motor por los impactos de bala mientras que otras dos sufrieron la ponchadura de los neumáticos por artefactos metálicos conocidos como ponchallantas.

Se descartó que alguno de los elementos hayan resultado herido.

El tramo donde ocurrió el ataque recientemente es patrullado por diversas corporaciones, tanto estatales, federales y militares debido a lo peligroso que se ha tornado por la desaparición de personas.

Aparentemente grupos criminales de la escisión de Los Zetas conocida como el Cártel Del Noreste son los responsables al confundir a la gente como rivales de otro grupo criminal como es el Cartel de Jalisco Nueva Generación, quien aparentemente trata de controlar esa ciudad fronteriza.