El Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos prevé que la tormenta tropical Elsa podría convertirse en huracán.

 

El fenómeno ha ganado fuerza a medida que se aproxima a la costa del Golfo de México del estado de Florida, con una posible llegada el miércoles 7 de julio por la mañana.

 

El centro de la tormenta tropical Elsa se encontraba a unos 290 kilómetros al sur de Tampa, Florida, y se movía hacia el norte a unos 15 kilómetros por hora.

 

Con vientos máximos sostenidos de unos 110 kilómetros por hora, sin embargo, a medida que crece la intensidad de la tormenta tropical Elsa amenaza con convertirse en huracán.

Para que una tormenta tropical sea considerada huracán por el NHC se necesitan vientos sostenidos de 120 kilómetros por hora.

 

Hasta el momento, la tormenta tropical Elsa ha dejado tres muertos a su paso: dos en República Dominicana y uno en Santa Lucía.