Elon Musk sigue trasteando con el diseño del Tesla Cybertruck. mencionó que han rediseñado el sistema de dirección, añadiendo un ‘modo cangrejo’: la tecnología permite que el volante mueva las ruedas delanteras y las traseras de forma coordinada para poder realizar giros muy pronunciados.

El modo cangrejo permite que un vehículo pueda moverse con más agilidad que uno con dirección delantera, ya que las cuatro ruedas se mueven al unísono para poder seguir una curva imaginaria en el suelo o moverse en diagonal.

El sistema no es complicado. En vez de dirigir solo el eje delantero, cuando el conductor activa el modo cangrejo, el volante del Cybertruck también controlará la orientación de las ruedas traseras, imaginamos que con la ayuda de un ‘software’ que ayude a la estabilidad y solo a velocidades reducidas.

Al girar las ruedas delanteras en una dirección y las traseras en la contraria, un coche con dirección a las cuatro ruedas puede maniobrar en espacios muy pequeños, algo fundamental para aparcar un bicho de estas características y operarlo en lugares llenos de obstáculos, como puede ser una obra o conduciendo por el campo.

También le permite girar las cuatro ruedas en la misma dirección, permitiendo que el vehículo se mueva en diagonal.

Es un mecanismo que existe en otros vehículos, como maquinaria de construcción, los róvers marcianos e incluso en el competidor directo del Cybertruck: el vehículo eléctrico GMC Hummer EV. Podéis verlo en acción en el vídeo sobre estas líneas.

A Musk no le duelen prendas en robar todo lo que puede, siguiendo la máxima atribuida a Pablo Picasso: “Los grandes artistas copian, los genios roban”. Ya lo hizo con SpaceX, recogiendo los frutos de la investigación espacial americana y rusa, y mejorando sus motores con nuevas funciones de su propia cosecha y añadiendo otros mecanismos que permiten la recuperación de los cohetes. Con el Cybertruck está haciendo lo mismo. Por ejemplo, añadirá la suspensión adaptativa que levantará y bajará el coche dependiendo del terreno.