El gran visionario de los efectos especiales que destacó en proyectos de Hollywood como Star Wars Episodio I: La Amenaza Fantasma y Episodio II: El Ataque de los Clones, Galaxy Quest y las secuelas de Matrix, y autor del libro Every Tool’s a Hammer: Life Is What You Make It, Adam Savage, platicó con los talentos durante su Talent MasterClass acerca de su carrera y el camino que ha seguido para convertirse en uno de los más destacados makers.

En una entrevista con el también creador e ingeniero, Ricardo Muñoz, ambos charlaron sobre su profesión y lo que implica ser un maker.

Adam Savage inició su conferencia compartiendo que, al igual que Ricardo, nació en un entorno donde su familia ya era maker: su abuelo era cirujano y su padre era constructor, y cuando creces con ese tipo de ejemplos asumes que todos son makers.

Darse cuenta de que no todos cuentan con ese conocimiento y acercamiento desde un principio, lo obligó a configurar su discurso a algo más metódico y abierto para cualquiera que quisiera aprender, independientemente de si crecieron con esa experiencia previa o no.

Savage comentó que una de sus primeras experiencias como maker fue a los seis años, cuando tomó a su oso de peluche y trazó su silueta en una hoja de papel, y después dibujó todo tipo de vestimenta que se le ocurrió, como una playera de Superman, y lo recortó con una pequeña hoja de afeitar que su padre le había prohibido usar, y que es un dibujo que actualmente conserva, pues sus padres decidieron enmarcarlo.

Expresó que en ese momento pasaron dos cosas que lo cambiaron para siempre, la primera, que se atrevió a no seguir las reglas que le había puesto su padre, y la segunda, que sus padres, en lugar de castigarlo, celebraron su dibujo y lo conservaron como algo valioso, lo cual lo motivó bastante.

A los 12, años, hizo una réplica del AT-AT de Star Wars con espuma rígida que le regaló un amigo de su padre, cuando se la mostró, él le dijo que era muy buen trabajo y que podía seguir dedicándose a ello, lo cual motivó aún más el deseo de Savage por convertirse en un maker.

“Todos gravitamos alrededor de cosas a las que no podemos dejar de poner atención” mencionó Savage al explicar que siempre que desarrolla una nueva habilidad le emociona aprender a hacer cosas nuevas gracias a ella.

“No se trata de la destreza al hacer las cosas, se trata de la destreza al momento de vincular todas las diferentes cosas que sabes hacer”.

Explicó que sus habilidades las desarrolla al identificar lo que quiere construir con ellas, ya que necesita identificar algo que busca de esa habilidad para reconocer los aspectos que aprenderá lo suficientemente bien para poder realizar un proyecto específico.

Comentó que muchas veces, cuando termina de construir algo, por más extraño que sea, le gusta mantenerlo cerca de él para poder observarlo y admirarlo al día siguiente, y constantemente se sorprende de todo lo que puede llegar a crear.

Ricardo mencionó la importancia como makers de mantener un registro de todo el proceso de creación y desarrollo, a lo que Savage respondió que su consejo para todos los makers es siempre tomar fotos de cada paso del proceso.

“Siempre me recuerdo a mí mismo tomar fotos de mi mesa de trabajo al final del día, más tarde, recuerdo las fotos que tomé y vuelvo a ver las cosas que estoy construyendo, y eso me permite mantenerlas en mi memoria”

Muchas veces también mantiene en su mesa de trabajo el objeto que está creando junto al objeto que lo inspiró a realizar esa creación, pues le obliga a recordar por qué está construyendo estas nuevas cosas.

“Yo creo que cualquier lugar en donde alguien pueda encontrar aliento es importante” mencionó Savage, al mismo tiempo que compartió con los talentos que mientras desde tu perspectiva puedas hacer algo de la nada, entonces te conviertes en creador, porque con tu punto de vista estás contribuyendo a una conversación con tu cultura y con el mundo entero.

Explicó que no cree que exista una gran diferencia entre un maker y un emprendedor, pues al final de cuentas ambos comparten su experiencia y su trabajo con los demás.

Comentó que, cuando eres joven, tienes mucho tiempo, pero lo más difícil es conseguir los recursos, mientras que cuando eres mayor, es más sencillo disponer de los recursos, pero no del tiempo.

Mencionó que el utilizar el internet puede ser una herramienta para compartir conocimiento, pero al mirarlo como un todo, resulta en una experiencia diferente para cada persona: “Para mí, el mundo está lleno de problemas que podrían ser resueltos si escucháramos al otro de forma más profunda”

Ricardo preguntó a Savage qué le diría a la gente que cree que todo ya fue creado, a lo que Savage respondió que todo el mundo ha pensado siempre que todo ya fue hecho, y lo más interesante de crear es darte cuenta de lo poco que realmente hemos descubierto.

“Soy creyente de que mientras más veces veas una cosa, después la deconstruyas para ver todos sus detalles, y después la vuelvas a construir, mejor entenderás el mundo”

Ricardo finalizó mencionando tres palabras clave para los makers: copiar, transformar y combinar, a lo que Savage mencionó que es muy importante poder conocer lo que otros han hecho antes que tú, pues estás literalmente caminando sobre sus huellas, y eso es también una gran inspiración para poder crear.