Es el Banco de México, el Banco Central y la Secretaría de Hacienda señalaron en los últimos días que los bancos comerciales no podrán ofrecer operaciones con criptomonedas en el país, acción que afecta directamente a las stablecoins, pero que merma el alcance de algunas alianzas entre empresas como Bitso y Binance, con instituciones financieras.

“En cuanto a nuevos productos no creo que afecte nada a los usuarios retail, a final de cuentas el exchange de Bitso está en Gibraltar y Binance en las Islas Caimán y los nuevos productos los pueden ofrecer en esas jurisdicciones. El punto ‘fino’ es en conectar el dinero fiat en México con esos productos, Bitso ya lo tiene más que dominado con NVIO y Binance por eso está promoviendo mucho con el comercio P2P”, indicó a Expansión, Cuauhtémoc Cortés, especialista en crypto.

NVIO es un procesador de pagos y billetera virtual de pesos mexicanos que utiliza Bitso para ofrecer a los clientes de la segunda la posibilidad de hacer pagos digitales en cualquier momento, ya sea a través de una transferencia por SPEI o con un depósito en efectivo en Oxxo.

En el caso de Binance, la empresa promueve peer to peer (comercio entre pares), un fondo que se utiliza para asegurar que el comercio de ambas partes sea justo y seguro, lo que permite a los usuarios hacer transacciones comerciales sin el riesgo de depender de la fluctuación de las monedas.

Y aunque las stablecoins, como PXO o MMXN, serán las que tendrán problemas para hacer transacciones, una realidad es que la centralización del manejo financiero irá cambiando a lo largo del tiempo.

“La posición regulatoria de mantener separado al sistema financiero del corretaje de criptoactivos es una tendencia que está ganando terreno, como puede apreciarse en las recientes medidas en China y Gran Bretaña. Esta posición es aún más estricta que la seguida en Estados Unidos y la recomendada por el propio Banco Internacional de Pagos. ¿Pueden existir los criptoactivos sin integrarse a sistemas financieros regulados? Esta ha sido su realidad desde el primer día, por supuesto”, comentó un analista de la plataforma de inversión multiactivos eToro.

Incluso Cortés señala que es posible que el revés de Banxico beneficie a algunos jugadores.

“En realidad más que perjudicar creo que beneficia a Bitso, ya que tiene dominado el mercado y ahora puede resultar más difícil para nuevos jugadores hacer alianzas estratégicas con bancos en México, parte que es fundamental”.

¿Lo que pasó con Banxico afectará al crecimiento del mercado?
El mercado de criptomonedas alcanzó una capitalización de mercado récord por encima de los 2.5 billones de dólares (bdd) en mayo de este año, lo que agregó al ecosistema unos 200,000 millones de dólares durante ese mes. Y aunque bitcoin y otras criptomonedas se han contraído en el mercado, es una vertical que ha crecido 44%. Sin embargo, la actual situación del mercado podría evolucionar de manera más lenta para los entusiastas mexicanos.

“Desde mi perspectiva, lo único que está pasando es que esos proyectos cada vez son más inaccesibles para los que usamos pesos mexicanos día a día. Aunque también es cierto que hay muchas estafas y hay que tener mucho mucho cuidado en el ecosistema crypto ahora que todavía se siente como ‘el viejo oeste’. Entiendo que CNBV, Banxico y SAT deben de ser cautelosos, pero más bien están en negación”, precisó Cortés.

El 17 de junio, en México se lanzó MMXN, la primera stablecoin respaldada por el peso, y que en una etapa inicial permite a los usuarios comprar otras criptomonedas. Los planes incluyen el envío de remesas y operaciones comerciales, pero por Banxico, el crecimiento de esta coin será complicado.

El recelo del Banco Central con las criptomonedas se ha sustentado en la posibilidad de fraudes, como el ocurrido en Estados Unidos con Tether, empleada para más de la mitad de las operaciones con bitcoins. En esa ocasión, los tokens desaparecieron y los inversionistas perdieron su dinero. La Fiscalía de Nueva York ha vetado las operaciones con esta moneda.

Pese a todo, Ramsé Gutiérrez, el experto de Franklin Templeton, opina que las autoridades financieras tendrán que reconocer eventualmente las criptomonedas “Es una tecnología que definitivamente llegó para quedarse. Hay países desarrollados cuyos bancos centrales están haciendo el desarrollo con el fin de aprovechar la seguridad de este tipo de tecnologías, pero no es algo que esté acuñado ya por ningún país desarrollado”, afirma Gutiérrez .