El Papa Francisco, de 84 años de edad, tuvo que ser sometido a una intervención quirúrgica durante este domingo 4 de julio, derivado de una serie de problemas en el colon, anunció Matteo Bruni, portavoz del Vaticano. Posteriormente, dijo que el pontífice habría reaccionado de forma positiva a la cirugía.

A mediodía se anunció que el Papa, tuvo que ser hospitalizado en el Policlínico de Roma, Italia, lugar donde le fue practicada una cirugía intestinal a causa de una estenosis diverticular sistemática del colon, de acuerdo con lo informado por la Santa Sede.

De acuerdo con El Vaticano, esta afección suele darse en 65 de cada 100 adultos mayores de 85 años. Otros problemas de salud que ha presentado el Papa Francisco tienen que ver con el nervio ciático.